Archivo del sitio

COMIENZA A RECUPERARSE EL AGUJERO EN LA CAPA DE OZONO

1280x720 PX 1 QUIMOBÃ-SICOS CAPA DE OZONO 8

Washington, Estados Unidos, Corresponsalía de la Prensa Asociada (AP) 2016.

COMIENZA A RECUPERARSE EL AGUJERO EN LA CAPA DE OZONO.

El agujero en la capa de ozono sobre la Antártida finalmente ha comenzado a cerrarse, reveló el pasado jueves 30 de junio un nuevo estudio. En un triunfo de la cooperación internacional frente a un problema ambiental provocado por el hombre, una investigación conjunta de Estados Unidos y Gran Bretaña muestra que el agujero en la capa superior de ozono que aparece entre septiembre y octubre se está haciendo más pequeño y se forma más adelante en el año.

Untitled-1

Agujero en la capa de Ozono observado en años anteriores (azul).

El estudio publicado en la revista Science también revela otros indicios de que la capa de ozono está mejorando luego de ser consumida por sustancias químicas en aerosoles y en gases refrigerantes. El ozono es una combinación de tres átomos de oxígeno, que en la parte superior de la atmósfera protegen a la Tierra de los rayos ultravioleta del sol.

Desde el año 2000, el agujero se ha reducido en 4,5 millones de kilómetros cuadrados (1,7 millones de millas cuadradas) en el crucial mes de septiembre, un declive de cerca de una quinta parte de su tamaño, reveló el estudio. La diferencia es casi seis veces más grande que el estado de Texas. También le toma unos 10 días más alcanzar su mayor tamaño, indicó la investigación.

El agujero no se cerrará por completo sino hasta mediados de siglo, pero la recuperación ocurre antes de lo que los científicos anticipaban, señaló la autora principal del estudio, Susan Solomon del MIT.

“No es solo que el paciente esté en remisión”, comentó Solomon. “En realidad está mejorando. El paciente se enfermó de gravedad en la década de 1980, cuando bombeábamos todo ese cloro” a la atmósfera.

“Creo que es una tremenda causa de esperanza para arreglar otros problemas ambientales, tales como el cambio climático provocado por el hombre” comentó Solomon, quien encabezó dos expediciones estadounidenses a la Antártida para medir la capa de ozono en la década de 1980 y también ha sido líder en el estudio del calentamiento global.

En la década de 1970, los científicos dejaron entrever que la capa de ozono del planeta – ubicada a una altitud de entre 10 y 50 kilómetros (6 a 30 millas) en la estratosfera – estaba adelgazándose debido a sustancias químicas llamadas clorofluorocarbonos que provenían principalmente de la liberación a la atmósfera de aerosoles y algunos gases refrigerantes.

Esas sustancias se descomponían para conformar cloro que atacaba el ozono, que a esa altitud protege a las personas de los rayos ultravioletas vinculados al cáncer de piel. Entonces, a principios de la década de 1980 comenzó a aparecer en octubre un agujero en la capa de ozono sobre la Antártida -y posteriormente en septiembre y octubre-, lo que convirtió el asunto en un problema urgente. La capa se adelgazó en otros lugares del planeta y ya comenzó a sanar en la sección ecuatorial, pero el hoyo sobre la Antártida era la herida abierta que atrajo la atención del mundo.

El Protocolo de Montreal, tratado al cual se encuentra adherido México y empresas comprometidas con el medio ambiente como Quimobásicos, se trata de un acuerdo mundial firmado en 1987 para frenar gradualmente el uso de sustancias químicas que dañan la capa de ozono. Este protocolo hizo que las compañías productoras de gases refrigerantes desarrollaramos nuevos gases refrigerantes (como los HFO’s Solstice 1234yf, el R410A, el R134a, y otros muchos más) que fuesen amistosos con el medio ambiente que no consumieran la capa superior de ozono e incentivaran mejores prácticas medioambientales.

Sin embargo, y pese a que esta es una muy buena noticia, los científicos dijeron que tomaría tiempo antes de que el problema se solucionara. Ahora la situación está mejorando, no solo estabilizándose con base en nuevas observaciones con distintos métodos para medir la capa de ozono, dijo el Dr. Solomon.

“Dentro de las repercusiones de estos hechos hay una sensación de misión cumplida”, escribió el mexicano Mario Molina de la Universidad de California en San Diego, que compartió el Premio Nobel de química en 1995 por ser uno descubridores de las causas del agujero en el ozono. El científico Mexicano elogió el estudio, en el que no participó.

En Quimobásicos nos complace saber que los esfuerzos realizados en conjunto por gobiernos, ciudadanos, instituciones y empresas están dando frutos. El saber que los esfuerzos de una empresa Mexicana contribuyen a crear un mundo más responsable para las futuras generaciones está en nuestro ADN y en nuestros valores.

En el siguiente video puedes conocer más acerca de los esfuerzos que Quimobásicos, la Organización de las Naciones Unidas y el Gobierno Federal Mexicano a través de la SEMARNAT realizan para proteger los intereses de los seres vivos en nuestro planeta:

Si quieres saber más acerca de lo que puedes hacer para apoyar o si deseas saber más sobre la contribución de Quimobásicos dentro de las labores a favor del Protocolo de Montreal comunícate con nosotros en nuestra página de Facebook, en los comentarios del blog o escríbenos a la dirección quimobasicos@cydsa.com .

Quimobásicos® realiza acciones en favor de la capa de ozono

Invitacion-Redes.png

 

El día martes 26 de enero del año en curso se llevó a cabo el evento denominado ‘Cierre de la 1ª Fase del proyecto de Manejo y destrucción de sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAO) residuales en México’. Este evento tuvo a bien realizarse en la planta de Quimobásicos® en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

El evento tuvo como objetivo difundir los resultados de la implementación del “Proyecto de Manejo y Destrucción de SAO residuales”, este es un parte aguas en temas de cumplimiento a los compromisos de cuidado al medio ambiente y climáticos pues demustra oficialmente que en nuestro país contamos con la capacidad para disponer de manera ambientalmente responsable de las sustancias agotadoras de la capa de ozono.

0294Este proyecto consistió en la destrucción de 74 toneladas de sustancias agotadoras del ozono realizada por Quimobásicos® en su Unidad de Destrucción de Residuos Agotadores de la Capa de Ozono la cual utiliza de tecnología de arco de plasma. El proceso de destrucción a través de arco de plasma es una tecnología que ha sido probada y aprobada a nivel internacional para la correcta disposición de estas sustancias debido a que presenta las mejores ventajas ambientales dada su prácticamente nula emisión de contaminantes a la atmósfera.

A través de las actividades realizadas en el marco del proyecto en esta primera fase se han obtenido co-beneficios en términos climáticos evitando la emisión de 512 mil toneladas de CO2 equivalente.

Dicho proyecto se gestionó a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI) y sirvió de marco para la visita a México de funcionarios de este organismo así como representantes de los gobiernos de países donantes al Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal, quienes muy atentamente han estado dando seguimiento al desenlace de primera fase de este proyecto.

Con este proyecto se confirma la atención, el apoyo y el compromiso de Quimobásicos® para atender a las necesidades de los diferentes sectores industriales tales como: refrigeración, aire acondicionado y farmacéutico; además de que se contribuye a mejorar la gestión para la correcta disposición de este tipo de materiales.

La Planta de Quimobásicos® se encuentra en el número 2333 de la Av. Ruíz Cortines, en la Col. Pedro Lozano de la Ciudad de Monterrey.

El evento estuvo presidido por el Ing. Tomás González Sada, Presidente del Grupo Cydsa; el C.P. Sergio Lozano García, Director General de Quimobásicos®; y el Ing. Alejandro von Rossum Garza, Director de Industrias Químicas de Grupo Cydsa; y contó como asistentes a Ana Patricia Martínez Bolívar, Directora General de Gestión de la Calidad del Aire y RETC; Enrique Lendo Fuentes, Titular de la Unidad Coordinadora de Asuntos Internacionales; Mtro. Roberto Russildi Montellano, Secretario de Desarrollo Sustentable de Nuevo León;; Stephan Sicars, Director del Programa de Cooperación Técnica de la División Ambiental de la ONUDI; Beatrice Vincent, especialista del Departamento de Desarrollo, Protocolo de Montreal y Fondo Multilateral Sustentable del Francia y Gilbert Bankobeza, representante del Secretariado Ejecutivo de Ozono, PNUMA.

El Genetron® 404A, Un refrigerante respetuoso con el medio ambiente

R404A

Características de Genetron® 404A

El Genetron® 404A, cumple con las características de ser un refrigerante para la modernización de equipos nuevos, así como su uso para la conversión de sistemas que contengan refrigerante HCFC, como por ejemplo sistemas con R 502 para media y baja temperatura.

El Genetron® 404A, es una mezcla de tres refrigerantes, compuesta del R 125 / R 143a / R 134a, (los porcentajes de la mezcla son 44% / 52% / 4%), se caracteriza por ser un refrigerante casi azeotrópica lo que le permite, si es que existiera una fuga de vapor en el sistema, poder hacer recarga de refrigerante sin descompensar la mezcla original del refrigerante.

Al ser una composición de refrigerantes libres de cloro, lo hace ser un refrigerante definitivo, al no afectar la capa de ozono, aunque su potencial de GWP es alto, se debe tomar todas las medidas de seguridad para que el refrigerante no sea expuesto a la atmosfera.

Lubricantes

Los lubricantes que recomiendan los fabricantes de compresores son del tipo Poliolester (POE) lo que le permite miscibilidad en todas sus temperaturas, tanto altas como bajas, sin perder su viscosidad. Quimobásicos recomienda consultar con el fabricante del equipo para conocer el tipo de lubricante que recomienda.

Propiedades del Refrigerante 404A

Actualmente el R 404A tiene una extensa gama de equipos, capacidades de sistemas fraccionarios hasta equipos de supermercado, lo permite en Quimobasicos tener todas sus presentaciones:

Tabla R404AA.- .800 GR.

B.- 4 kg.

C.- 9 Kg.

D.- 4 Kg.

E.- 589 kg.

La Mejor alternativa de un refrigerante

SEGUNDA PARTE

Para poder aclarar cuál es la mejor alternativa, es necesario revisar todos los conceptos que conocemos sobre estos materiales y uno de los principales es que se pueden utilizar sólos, como los ampliamente conocidos: R-11, R-12, R-22, R-134a, R-141b, R-1234yf, R-1234ze, R-744, R-717, R-600, R-600a, R-290 (algunos ya en desuso) o en mezclas como toda la serie 400 y 500.

Imagen

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: