Archivo del sitio

Refrigerante en pro del medio ambiente: Solstice® N41

Solstice® N41: una opción ambientalmente responsable

Ante la alarmante crisis ambiental que estamos viviendo en la actualidad, las empresas dedicadas a investigación de nuevos refrigerantes se han esforzado para desarrollar nuevos gases que tengan capacidades y eficiencias altas con un potencial de calentamiento global bajo.  Las nuevas regulaciones exigen a los fabricantes de equipos originales el uso de los nuevos gases en el desarrollo de nuevos equipos, por lo que la demanda a corto plazo de los gases a través de los técnicos aumentará significativamente. Un ejemplo de un nuevo gas utilizado en el segmento de refrigeración comercial es el Solstice® N40 (desarrollado por Honeywell), utilizado desde 2017 en México principalmente en la fabricación de vitrinas de refrigeración.

Honeywell, socio comercial de Quimobasicos, anunció en junio del presente año la salida al mercado de un producto no inflamable y con bajo potencial de calentamiento global para el uso en sistemas estacionarios de aire acondicionado como potencial sustituto en equipos nuevos del famoso R-410A. Este nuevo producto recibe el nombre de Solstice® N41, recibiendo provisionalmente el número R-466A y la clasificación A1 por el ASHRAE (American Society of Heating, Refrigerating and Air Conditioning Engineers).

La innovación llegó después de varios años de investigación y desarrollo por parte de los científicos de Honeywell que se propusieron abordar uno de los mayores desafíos en la industria HVAC en cuestión de regulación y seguridad. Las otras alternativas actuales para el R-410A son gases inflamables y requieren cambios significativos para cubrir los estándares mínimos en cuestión de seguridad.

“Lo que hemos inventado y desarrollado con el Solstice N41 es un avance muy importante”, dijo Sanjeev Rastogi, vicepresidente de Honeywell y gerente general del área de productos fluorados. “Es un producto increíblemente prometedor que está preparado para resolver los principales problemas actuales, con el potencial de llegar a ser el próximo gran avance para los refrigerantes”.

Gracias a las numerosas regulaciones ambientales que buscan la eliminación total de los productos con alto potencial de calentamiento global, la industria de refrigeración ha estado buscando un sustituto para el refrigerante más utilizado en la actualidad, R-410A, con alta eficiencia energética, sin inflamabilidad y con un bajo potencial de calentamiento global. Bajo estas condiciones, el Solstice N41 sería el único sustituto que combina todos los atributos anteriores.

“El Solstice N41 ofrece una combinación única de beneficios: con un GWP 65% mejor que el R-410A, es energéticamente y ambientalmente preferible”, comentó Rastogi. “Además, los costos asociados con el cambio a Solstice N41 son menores en comparación con los requeridos para la reconversión a gases inflamables como el R-32. Simplemente es la elección lógica más económica”.

Adicionalmente, las primeras pruebas indican que el cambio a Solstice N41 requeriría mínimos cambios al equipo y cero capacitaciones extras a los técnicos para la instalación y reparación. Los datos preliminares indican que el refrigerante permitirá a los fabricantes de equipos originales realizar el cambio del R-410A al Solstice N41 de manera fácil y rápida.

El Solstice N41 se unirá a la familia de los productos Solstice, como el N13 o N40, que Honeywell ha desarrollado para acelerar la eliminación de los gases con alto potencial de calentamiento global. Se espera que se empiece a comercializar en Europa y Estados Unidos próximamente, y esperamos tenerlo disponible para México o América Latina en fechas próximas.


Recuerda que aún no está disponible en la red de distribuidores de Quimobásicos, por lo que si te pareció interesante te sugerimos comentarnos en nuestros medios oficiales o compartir esta publicación. También, si te quedan algunas dudas sobre este nuevo desarrollo de Quimobásicos siempre puedes consultar a nuestros expertos, por correo electrónico al email asesor.quimobasicos@cydsa.com o si lo prefieres también puedes consultarnos en las redes sociales oficiales de Quimobásicos: FacebookTwitter; o acercarte a nosotros a través de la sección de contacto en nuestra renovada página web.

¿Tienes alguna duda adicional que no hayamos resuelto en esta publicación? Escríbela por favor en los comentarios al final de esta publicación, o si lo prefieres contáctanos en nuestro FacebookTwitterGoogle Plus o canal de YouTube.

En Quimobásicos nos interesa mucho tu opinión, ya que nos ayuda a brindarte un mejor servicio, por favor no dudes en hacernos saber cualquier comentario, critica o sugerencia que tengas sobre la empresa, los productos de nuestras marcas Solstice® y Genetron®, o el blog mismo.

Solstice® N41: una opción ambientalmente responsable

Solstice® N41: una opción ambientalmente responsable

Ante la alarmante crisis ambiental que estamos viviendo en la actualidad, las empresas dedicadas a investigación de nuevos refrigerantes se han esforzado para desarrollar nuevos gases que tengan capacidades y eficiencias altas con un potencial de calentamiento global bajo.  Las nuevas regulaciones exigen a los fabricantes de equipos originales el uso de los nuevos gases en el desarrollo de nuevos equipos, por lo que la demanda a corto plazo de los gases a través de los técnicos aumentará significativamente. Un ejemplo de un nuevo gas utilizado en el segmento de refrigeración comercial es el Solstice® N40 (desarrollado por Honeywell), utilizado desde 2017 en México principalmente en la fabricación de vitrinas de refrigeración.

Honeywell, socio comercial de Quimobasicos, anunció en junio del presente año la salida al mercado de un producto no inflamable y con bajo potencial de calentamiento global para el uso en sistemas estacionarios de aire acondicionado como potencial sustituto en equipos nuevos del famoso R-410A. Este nuevo producto recibe el nombre de Solstice® N41, recibiendo provisionalmente el número R-466A y la clasificación A1 por el ASHRAE (American Society of Heating, Refrigerating and Air Conditioning Engineers).

La innovación llegó después de varios años de investigación y desarrollo por parte de los científicos de Honeywell que se propusieron abordar uno de los mayores desafíos en la industria HVAC en cuestión de regulación y seguridad. Las otras alternativas actuales para el R-410A son gases inflamables y requieren cambios significativos para cubrir los estándares mínimos en cuestión de seguridad.

“Lo que hemos inventado y desarrollado con el Solstice N41 es un avance muy importante”, dijo Sanjeev Rastogi, vicepresidente de Honeywell y gerente general del área de productos fluorados. “Es un producto increíblemente prometedor que está preparado para resolver los principales problemas actuales, con el potencial de llegar a ser el próximo gran avance para los refrigerantes”.

Gracias a las numerosas regulaciones ambientales que buscan la eliminación total de los productos con alto potencial de calentamiento global, la industria de refrigeración ha estado buscando un sustituto para el refrigerante más utilizado en la actualidad, R-410A, con alta eficiencia energética, sin inflamabilidad y con un bajo potencial de calentamiento global. Bajo estas condiciones, el Solstice N41 sería el único sustituto que combina todos los atributos anteriores.

“El Solstice N41 ofrece una combinación única de beneficios: con un GWP 65% mejor que el R-410A, es energéticamente y ambientalmente preferible”, comentó Rastogi. “Además, los costos asociados con el cambio a Solstice N41 son menores en comparación con los requeridos para la reconversión a gases inflamables como el R-32. Simplemente es la elección lógica más económica”.

Adicionalmente, las primeras pruebas indican que el cambio a Solstice N41 requeriría mínimos cambios al equipo y cero capacitaciones extras a los técnicos para la instalación y reparación. Los datos preliminares indican que el refrigerante permitirá a los fabricantes de equipos originales realizar el cambio del R-410A al Solstice N41 de manera fácil y rápida.

El Solstice N41 se unirá a la familia de los productos Solstice, como el N13 o N40, que Honeywell ha desarrollado para acelerar la eliminación de los gases con alto potencial de calentamiento global. Se espera que se empiece a comercializar en Europa y Estados Unidos próximamente, y esperamos tenerlo disponible para México o América Latina en fechas próximas.


Recuerda que aún no está disponible en la red de distribuidores de Quimobásicos, por lo que si te pareció interesante te sugerimos comentarnos en nuestros medios oficiales o compartir esta publicación. También, si te quedan algunas dudas sobre este nuevo desarrollo de Quimobásicos siempre puedes consultar a nuestros expertos, por correo electrónico al email asesor.quimobasicos@cydsa.com o si lo prefieres también puedes consultarnos en las redes sociales oficiales de Quimobásicos: FacebookTwitter; o acercarte a nosotros a través de la sección de contacto en nuestra renovada página web.

¿Tienes alguna duda adicional que no hayamos resuelto en esta publicación? Escríbela por favor en los comentarios al final de esta publicación, o si lo prefieres contáctanos en nuestro FacebookTwitterGoogle Plus o canal de YouTube.

En Quimobásicos nos interesa mucho tu opinión, ya que nos ayuda a brindarte un mejor servicio, por favor no dudes en hacernos saber cualquier comentario, critica o sugerencia que tengas sobre la empresa, los productos de nuestras marcas Solstice® y Genetron®, o el blog mismo.

Eliminación del Refrigerante 22 en México, lo que debes de saber.


Sobre la Eliminación o “Phase out” del HCFC-22

Hasta los años 80, el HCFC-22 era el gas más utilizado en los equipos de aire acondicionado y refrigeración, además fue ampliamente utilizado como gas propelente en la industria cosmética, médica e industrial.  Sin embargo, de acuerdo a las investigaciones de Mario Molina, premio Nobel en química, en conjunto con su equipo de investigación, se descubrió que los gases que contienen cloro en su estructura química (incluido en HCFC-22) poseen un efecto negativo en la capa de ozono dado a conocer con el nombre de agotamiento del ozono; que se describe como la destrucción molecular del ozono que se encuentra en la estratosfera.


La capa de ozono estratosférica funciona como un escudo contra los dañinos rayos ultravioleta B emitidos por el sol, por lo que el desgaste provocado por el agotamiento del ozono tiene repercusiones graves en la salud de los seres humanos, provocando un aumento en los casos de melanomas en la piel, cáncer en los ojos, cataratas, supresión del sistema inmunológico, etc.

Es por la razón anterior que en 1987 se negoció el Protocolo de Montreal para la protección de la capa de ozono, entrando en vigor a partir del 1 de enero de 1989. De acuerdo a este protocolo, los hidroclorofluorocarbonos (HCFC) se eliminarán de manera paulatina hasta su eliminación completa en el 2030, incluyendo el HCFC-22.

En el caso de México, la salida del CHFC-22 se ve de manera progresiva, comenzando en el año 2013 hasta el 2030 de acuerdo al protocolo.

Plan de Reducción/Phase-Out de R22 emisivo en la República Mexicana acordados. Porcentajes Disponibles (Base 2013) por Periodos de Tiempo.

Sin embargo, es importante recalcar que el agotamiento del ozono no es el único problema ambiental al que nos enfrentamos en la actualidad. Desde el 1997 los principales países industrializados se comprometieron a ejecutar un conjunto de medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, logrando establecer el protocolo de Kioto en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

El objetivo del protocolo de Kioto es la reducción de las emisiones de seis tipos de gases de efecto invernadero y que son la principal causa del calentamiento global. Dentro de los gases mencionados se encuentran los hidrofluorocarbonos, que abarcan a la gran mayoría de los gases refrigerantes.

El HCFC-22 cuenta con un potencial de calentamiento global relativamente alto, provocando que exista mayor presión para su salida del mercado.

Las conclusiones serían las siguientes:

En el Mediano y Largo Plazo. La opción que tenemos los involucrados en el área de refrigeración ante la salida del HCFC-22 en el mediano plazo es optar por el uso de sustitutos para los diferentes segmentos de refrigeración, tales como el R-422D, R-410A, R-404A, R-407C o Performax LT (R-407F).

En el Corto Plazo. Es muy importante recalcar que todavía tendremos el HCFC-22 en el mercado por al menos 10 años más, por lo que como expertos debemos hacer un análisis de factibilidad completo antes de elegir un sustituto o sugerirle uno a nuestros clientes. 

Es muy importante advertir que en México existen vendedores y compañías con tan poca ética laboral que proporcionan fechas de salida falsas a los expertos HVACR con la finalidad de lograr “ventas rápidas“. ¡No te dejes sorprender!, la próxima vez que te digan que el R22 “esta prohibido” o “ya no se produce” estarás mejor enterado y podrás refutar esta falsa información.

Comparativa entre Sustitutos del R22: Genetron 407C vs MO99 donde se observa que el 407C tiene un mejor desempeño en cuanto a Capacidad vs MO99 e incluso vs R22.

 


¿Tienes alguna duda sobre esta publicación en la que desees te apoyemos? Escríbela en los comentarios de abajo, o contáctanos en nuestro FacebookTwitter o YouTube. También ponemos a nuestros expertos a tu disposición en el correo electrónico asesor.quimobasicos@cydsa.com para resolver tus dudas sobre gases refrigerantes de la mejor manera.

En Quimobásicos nos interesa mucho tu opinión, ya que nos ayuda a brindarte un mejor servicio, por favor no dudes en hacernos saber cualquier comentario, critica o sugerencia que tengas sobre la empresa, los productos, o nuestras publicaciones.

 

Recuperación y reutilización de gases refrigerantes

Recuperación y reutilización de gases refrigerantes

La recuperación de los gases refrigerantes es una de las maneras más efectivas de disminuir las emisiones de los refrigerantes a la atmósfera.

Una de las causas por las que la capa de ozono sufre de un degradamiento es por los efectos que producen los gases al hacer contacto con la atmósfera. Este problema es causa de la desinformación de los técnicos al no saber qué hacer con el refrigerante cuando ya no lo quieren utilizar, le dan un mantenimiento al compresor, cambio de válvula de expansión, entre otras actividades.

La recuperación del refrigerante evita la emisión de estos productos al ambiente. Un técnico debe hacer una buena recuperación para evitar que los gases se liberen a la atmósfera. Para esta ejecución se debe utilizar equipo adecuado como las recuperadoras y los cilindros de recuperado.

Se debe tener tanque de recuperado especial.
No se deben utilizar los cilindros de refrigerante como recipientes para recuperar.

Los tanques de recuperado son de color gris con la parte superior en amarillo, esto también dependerá del fabricante. Existen diversas capacidades de estos recipientes, los tanques pequeños traen dos válvulas en un mismo puerto, una de color azul, que corresponde al vapor y otra de color rojo que es de líquido.

Precaución: No se debe confundir con el color de los manómetros de refrigeración porque tendrá problemas cuando quiera recuperar.

Formas de recuperar el refrigerante:

Recuperado: El refrigerante se vuelve a utilizar sin analizar, esto se hace con un equipo de recuperado hacia el tanque almacén y se regresa el mismo refrigerante al equipo sin analizar.

Reciclar: Esto se puede hacer en una máquina especial. Lo que hace el equipo es separar lubricante del refrigerante para volver a utilizar.

El reciclado de un refrigerante se hace para reducir los contaminantes que se encuentran en el refrigerante usado, este proceso conlleva la separación del aceite, eliminación de las sustancias no condensables y la utilización de filtros secadores de núcleo que reducen la humedad, la acidez y las partículas.

Reclaim: En este proceso el refrigerante alcanza la especificación de producto nuevo, (virgen) donde se considera limpio, sin humedad y no condensable. A este proceso se puede realizar un análisis de pureza de acuerdo al ARI-700.

Recuerda que es muy importante no ventear el refrigerante a la atmósfera.

Forma de recuperado

Recuperar el refrigerante en fase de líquido, esto puede ser para sistemas grandes o pequeños donde tenga una toma para conectar las mangueras o sistemas que contengan un recibidor de líquido. Recuperado de refrigerante para equipos con el compresor sin funcionar, este es para sistemas pequeños como el doméstico y AC automotriz.

Recuperado si el compresor funciona, retirar la manguera de baja y extraer por el lado de alta, en este efecto es importante tener el tanque de recuperado en un recipiente frío para que no se presurice el tanque.

Recuerda, método líquido – vapor, sólo vapor, líquido – vapor por push pull, puede ser para la sustitución de un refrigerante de un CFC a un HCFC o hacia un HFC, también puede ser para el cambio de aceite de un sistema o por el compresor dañado, lo importante es tomar en cuenta que debemos cambiar la forma de hacer las cosas.

Existen centros de reciclado instalados por parte de la SEMARNAT en México que podrán ayudarte con la limpieza de tu refrigerante y la re-utilización y bajar las emanaciones de estos gases al ambiente. Puedes buscar el más cercano en http://sissao.semarnat.gob.mx/

¿Tienes alguna duda adicional que no hayamos resuelto en esta publicación? Por favor escríbela en los comentarios al final de esta publicación, o si lo prefieres, contáctanos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Google+ y YouTube.

En Quimobásicos nos interesa mucho tu opinión, ya que nos ayuda a brindarte un mejor servicio, por favor no dudes en hacernos saber cualquier comentario, critica, o sugerencia que tengas sobre la empresa, los productos Genetron, o el blog mismo

COMIENZA A RECUPERARSE EL AGUJERO EN LA CAPA DE OZONO

1280x720 PX 1 QUIMOBÃ-SICOS CAPA DE OZONO 8

Washington, Estados Unidos, Corresponsalía de la Prensa Asociada (AP) 2016.

COMIENZA A RECUPERARSE EL AGUJERO EN LA CAPA DE OZONO.

El agujero en la capa de ozono sobre la Antártida finalmente ha comenzado a cerrarse, reveló el pasado jueves 30 de junio un nuevo estudio. En un triunfo de la cooperación internacional frente a un problema ambiental provocado por el hombre, una investigación conjunta de Estados Unidos y Gran Bretaña muestra que el agujero en la capa superior de ozono que aparece entre septiembre y octubre se está haciendo más pequeño y se forma más adelante en el año.

Untitled-1

Agujero en la capa de Ozono observado en años anteriores (azul).

El estudio publicado en la revista Science también revela otros indicios de que la capa de ozono está mejorando luego de ser consumida por sustancias químicas en aerosoles y en gases refrigerantes. El ozono es una combinación de tres átomos de oxígeno, que en la parte superior de la atmósfera protegen a la Tierra de los rayos ultravioleta del sol.

Desde el año 2000, el agujero se ha reducido en 4,5 millones de kilómetros cuadrados (1,7 millones de millas cuadradas) en el crucial mes de septiembre, un declive de cerca de una quinta parte de su tamaño, reveló el estudio. La diferencia es casi seis veces más grande que el estado de Texas. También le toma unos 10 días más alcanzar su mayor tamaño, indicó la investigación.

El agujero no se cerrará por completo sino hasta mediados de siglo, pero la recuperación ocurre antes de lo que los científicos anticipaban, señaló la autora principal del estudio, Susan Solomon del MIT.

“No es solo que el paciente esté en remisión”, comentó Solomon. “En realidad está mejorando. El paciente se enfermó de gravedad en la década de 1980, cuando bombeábamos todo ese cloro” a la atmósfera.

“Creo que es una tremenda causa de esperanza para arreglar otros problemas ambientales, tales como el cambio climático provocado por el hombre” comentó Solomon, quien encabezó dos expediciones estadounidenses a la Antártida para medir la capa de ozono en la década de 1980 y también ha sido líder en el estudio del calentamiento global.

En la década de 1970, los científicos dejaron entrever que la capa de ozono del planeta – ubicada a una altitud de entre 10 y 50 kilómetros (6 a 30 millas) en la estratosfera – estaba adelgazándose debido a sustancias químicas llamadas clorofluorocarbonos que provenían principalmente de la liberación a la atmósfera de aerosoles y algunos gases refrigerantes.

Esas sustancias se descomponían para conformar cloro que atacaba el ozono, que a esa altitud protege a las personas de los rayos ultravioletas vinculados al cáncer de piel. Entonces, a principios de la década de 1980 comenzó a aparecer en octubre un agujero en la capa de ozono sobre la Antártida -y posteriormente en septiembre y octubre-, lo que convirtió el asunto en un problema urgente. La capa se adelgazó en otros lugares del planeta y ya comenzó a sanar en la sección ecuatorial, pero el hoyo sobre la Antártida era la herida abierta que atrajo la atención del mundo.

El Protocolo de Montreal, tratado al cual se encuentra adherido México y empresas comprometidas con el medio ambiente como Quimobásicos, se trata de un acuerdo mundial firmado en 1987 para frenar gradualmente el uso de sustancias químicas que dañan la capa de ozono. Este protocolo hizo que las compañías productoras de gases refrigerantes desarrollaramos nuevos gases refrigerantes (como los HFO’s Solstice 1234yf, el R410A, el R134a, y otros muchos más) que fuesen amistosos con el medio ambiente que no consumieran la capa superior de ozono e incentivaran mejores prácticas medioambientales.

Sin embargo, y pese a que esta es una muy buena noticia, los científicos dijeron que tomaría tiempo antes de que el problema se solucionara. Ahora la situación está mejorando, no solo estabilizándose con base en nuevas observaciones con distintos métodos para medir la capa de ozono, dijo el Dr. Solomon.

“Dentro de las repercusiones de estos hechos hay una sensación de misión cumplida”, escribió el mexicano Mario Molina de la Universidad de California en San Diego, que compartió el Premio Nobel de química en 1995 por ser uno descubridores de las causas del agujero en el ozono. El científico Mexicano elogió el estudio, en el que no participó.

En Quimobásicos nos complace saber que los esfuerzos realizados en conjunto por gobiernos, ciudadanos, instituciones y empresas están dando frutos. El saber que los esfuerzos de una empresa Mexicana contribuyen a crear un mundo más responsable para las futuras generaciones está en nuestro ADN y en nuestros valores.

En el siguiente video puedes conocer más acerca de los esfuerzos que Quimobásicos, la Organización de las Naciones Unidas y el Gobierno Federal Mexicano a través de la SEMARNAT realizan para proteger los intereses de los seres vivos en nuestro planeta:

Si quieres saber más acerca de lo que puedes hacer para apoyar o si deseas saber más sobre la contribución de Quimobásicos dentro de las labores a favor del Protocolo de Montreal comunícate con nosotros en nuestra página de Facebook, en los comentarios del blog o escríbenos a la dirección quimobasicos@cydsa.com .

A %d blogueros les gusta esto: