Archivo de la categoría: recuperación de refrigerantes

Consejos para la limpieza de filtros de aire acondicionado

¿No puedes vivir sin aire acondicionado durante los meses de verano? El aire acondicionado se ha convertido en el rey de la casa, pero, ¿ya limpiaste el filtro del aire acondicionado?

El aire limpio es muy importante dentro del hogar. Los filtros marcan una gran diferencia respecto a la calidad del aire, por lo que limpiarlo con regularidad ayudará a tu familia a respirar con mayor facilidad, además de mantener la vida útil del aparato.

Los filtros de aire sucio o atascado reducen el rendimiento de la refrigeración y calefacción, por lo que es importante poner atención a su limpieza. En esta publicación te recomendamos algunos consejos para limpiar los filtros de los aires acondicionados domésticos y de automóviles.

Figura 1. Limpieza de aire acondicionado doméstico.

Figura 2. Limpieza de aire acondicionado de automóvil

  • Antes de iniciar los trabajos recuerda que debes des-energizar el equipo.
  • Retirar el filtro con cuidado para poder extraer todo el polvo que se halle impregnado.
  • Aspirar el filtro o lavar con agua jabonosa; posteriormente enjugar con agua a presión.
  • De observarse algún deterioro (en el filtro) lo más recomendable es reemplazar por uno nuevo (principalmente en equipos tipo mini Split)
  • Antes de colocarlo nuevamente dejar que seque bien. Esto porque en algunos casos se encuentra cerca de circuitos eléctricos o de control.
  • Realizar la reinstalación con cuidado y posteriormente energizar el equipo.
  • Al reiniciar el arranque del equipo se recomienda que solo sea en la forma de aire, sin activar el compresor.

Se recomienda recordar a los usuarios que cuenten con un sistema de aire acondicionado que la limpieza debe ser de manera regular en caso de que el uso sea constante ya que un filtro sucio es regularmente un factor crítico en un mal funcionamiento de los sistemas. Un filtro sucio puede producir un flujo de aire pobre, reducir la eficiencia del equipo y en casos severos ocasionar congelamiento en el evaporador, lo que conduciría a daños en el compresor y gastos innecesarios como consecuencia, ¡todo esto a causa de no tener el cuidado de mantener limpio el filtro de aire!

Si tienes comentarios al respecto de la publicación o si te parece útil te agradecemos que nos comentes en este tu Blog, en nuestra página de Facebook o en la cuenta de Twitter que en Quimobásicos ponemos a tu disposición.

¿Tienes dudas adicionales y que no hayamos resuelto en este artículo? Por favor deja un comentario con la duda al final de la publicación, o si gustas puedes contactarnos en nuestras redes sociales de FacebookTwitter  o YouTube.

En Quimobásicos nos interesa mucho saber tu opinión sobre nuestras publicaciones, ya que con ello nos ayudas a mejorar continuamente. No dudes en dejarnos tu comentario, crítica o sugerencia que tengas sobre la empresa, los productos Genetron o sobre nuestros contenidos.

Dispositivos de control de flujo, 3a Entrega

A lo largo de esta y anteriores publicaciones hemos visto distintos conceptos que nos ayudan a entender de mejor manera el ámbito de la refrigeración. Con el fin de completar la información obtenida y aprendida, les hemos traído esta tercera parte de los conceptos de refrigeración. Hoy nos enfocaremos en definir los diferentes tipos de dispositivos de control de flujo.
Para empezar debemos hacernos primero esta pregunta ¿qué son los dispositivos de control de flujo? Se conocen con este nombre a aquellos componentes del sistema de refrigeración encargados de regular el refrigerante líquido en los evaporadores. Son conocidos por dividir el sistema de refrigeración, de igual manera que lo hace el compresor, en alta y baja presión.

Funcionamiento de dispositivo de control de flujo

Diferentes tipos de dispositivos de control de flujo:

• Tubo capilar: este dispositivo de control es el más básico de todos, se encuentra formado por un pequeño tubo perforado a lo largo de su interior, pero esta perforación es muy pequeña. Dispositivos como este solo se encuentran en equipos que poseen gabinete y en sistemas inundados (un 75% del volumen del equipo es refrigerante). A este dispositivo no se le considera una válvula debido a que no cuenta con un mecanismo de ajuste y por tal motivo no es controlable de otra manera, excepto por la perforación de su interior. Por lo tanto, el tamaño del tuvo debe estar adecuado al sistema específico.

Tubo Capilar

• Válvula termostática de expansión (VTE): este dispositivo es el más usado en los sistemas de refrigeración. Funciona con ayuda de la temperatura y la presión, y tiene una abertura que controla el flujo del refrigerante; mientras una aguja se encarga de controlar la velocidad del flujo mediante un bulbo que siempre contiene líquido. Para esto se mide y compara la temperatura del compresor con la del bulbo, y la aguja abrirá la válvula dependiendo de las necesidades del evaporador. A mayor temperatura del evaporador, mayor será la abertura de la válvula.

Válvula termoeléctrica de expansión

 

Resultado de imagen para Válvula automática de expansión

• Válvula automática de expansión (VAE): se encarga de controlar el flujo del refrigerante de la línea del líquido manteniendo la presión constante en el evaporador. El sistema funciona de forma semejante al del VTE, pero en lugar de controlar la temperatura controla la presión del evaporador. Esta válvula no permitirá que el líquido vaya al compresor a menos que se reduzca la presión del mismo.

Válvula automática de expansión (VAE)

• Válvula termoeléctrica de expansión (VTEE). Este dispositivo consta de dos partes, la válvula que controla el flujo y un sensor eléctrico que mide el calor por medio de termistores. El termistor se define como un conductor eléctrico que cambia su conductividad (capacidad para conducir electricidad) cuando existe un cambio en la temperatura. A mayor temperatura, los termistores conducen mayor electricidad. Cuando el evaporador tiene una temperatura elevada los termistores aumentan el voltaje provocando que el sensor interprete el incremento en el voltaje como un aumento en la temperatura, incitando a que la válvula se abra y permita un mayor flujo de refrigerante.

De esta manera, se podría decir que los dispositivos de control de flujo cargan con la responsabilidad de evitar que el líquido llegue al compresor, evitando así daños en el mismo.

Válvula termoeléctrica de expansión (VTEE)

Si tienes comentarios al respecto de la publicación o si te parece útil te agradecemos que nos comentes en este tu Blog, en nuestra página de Facebook o en la cuenta de Twitter que en Quimobásicos ponemos a tu disposición.

¿Tienes dudas adicionales y que no hayamos resuelto en este artículo? Por favor deja un comentario con la duda al final de la publicación, o si gustas puedes contactarnos en nuestras redes sociales de FacebookTwitter  o YouTube.

En Quimobásicos nos interesa mucho saber tu opinión sobre nuestras publicaciones, ya que con ello nos ayudas a mejorar continuamente. No dudes en dejarnos tu comentario, crítica o sugerencia que tengas sobre la empresa, los productos Genetron o sobre nuestros contenidos.

 

Recuperación y reutilización de gases refrigerantes

Recuperación y reutilización de gases refrigerantes

La recuperación de los gases refrigerantes es una de las maneras más efectivas de disminuir las emisiones de los refrigerantes a la atmósfera.

Una de las causas por las que la capa de ozono sufre de un degradamiento es por los efectos que producen los gases al hacer contacto con la atmósfera. Este problema es causa de la desinformación de los técnicos al no saber qué hacer con el refrigerante cuando ya no lo quieren utilizar, le dan un mantenimiento al compresor, cambio de válvula de expansión, entre otras actividades.

La recuperación del refrigerante evita la emisión de estos productos al ambiente. Un técnico debe hacer una buena recuperación para evitar que los gases se liberen a la atmósfera. Para esta ejecución se debe utilizar equipo adecuado como las recuperadoras y los cilindros de recuperado.

Se debe tener tanque de recuperado especial.
No se deben utilizar los cilindros de refrigerante como recipientes para recuperar.

Los tanques de recuperado son de color gris con la parte superior en amarillo, esto también dependerá del fabricante. Existen diversas capacidades de estos recipientes, los tanques pequeños traen dos válvulas en un mismo puerto, una de color azul, que corresponde al vapor y otra de color rojo que es de líquido.

Precaución: No se debe confundir con el color de los manómetros de refrigeración porque tendrá problemas cuando quiera recuperar.

Formas de recuperar el refrigerante:

Recuperado: El refrigerante se vuelve a utilizar sin analizar, esto se hace con un equipo de recuperado hacia el tanque almacén y se regresa el mismo refrigerante al equipo sin analizar.

Reciclar: Esto se puede hacer en una máquina especial. Lo que hace el equipo es separar lubricante del refrigerante para volver a utilizar.

El reciclado de un refrigerante se hace para reducir los contaminantes que se encuentran en el refrigerante usado, este proceso conlleva la separación del aceite, eliminación de las sustancias no condensables y la utilización de filtros secadores de núcleo que reducen la humedad, la acidez y las partículas.

Reclaim: En este proceso el refrigerante alcanza la especificación de producto nuevo, (virgen) donde se considera limpio, sin humedad y no condensable. A este proceso se puede realizar un análisis de pureza de acuerdo al ARI-700.

Recuerda que es muy importante no ventear el refrigerante a la atmósfera.

Forma de recuperado

Recuperar el refrigerante en fase de líquido, esto puede ser para sistemas grandes o pequeños donde tenga una toma para conectar las mangueras o sistemas que contengan un recibidor de líquido. Recuperado de refrigerante para equipos con el compresor sin funcionar, este es para sistemas pequeños como el doméstico y AC automotriz.

Recuperado si el compresor funciona, retirar la manguera de baja y extraer por el lado de alta, en este efecto es importante tener el tanque de recuperado en un recipiente frío para que no se presurice el tanque.

Recuerda, método líquido – vapor, sólo vapor, líquido – vapor por push pull, puede ser para la sustitución de un refrigerante de un CFC a un HCFC o hacia un HFC, también puede ser para el cambio de aceite de un sistema o por el compresor dañado, lo importante es tomar en cuenta que debemos cambiar la forma de hacer las cosas.

Existen centros de reciclado instalados por parte de la SEMARNAT en México que podrán ayudarte con la limpieza de tu refrigerante y la re-utilización y bajar las emanaciones de estos gases al ambiente. Puedes buscar el más cercano en http://sissao.semarnat.gob.mx/

¿Tienes alguna duda adicional que no hayamos resuelto en esta publicación? Por favor escríbela en los comentarios al final de esta publicación, o si lo prefieres, contáctanos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Google+ y YouTube.

En Quimobásicos nos interesa mucho tu opinión, ya que nos ayuda a brindarte un mejor servicio, por favor no dudes en hacernos saber cualquier comentario, critica, o sugerencia que tengas sobre la empresa, los productos Genetron, o el blog mismo

LAS TÉCNICAS MÁS EFECTIVAS PARA LA RECUPERACIÓN DE REFRIGERANTE

descarga

En Quimobásicos® decidimos preparar una guía paso a paso para la realización de la tarea esencial de recuperado de refrigerante.

Con esta información esperamos poder contribuir a que realices esta importante actividad de manera rápida, segura y eficiente; ya sea que utilices los métodos de la fase líquida, o el método de Push/Pull para recuperación de gas refrigerante.

Una de las tareas más comunes de un técnico al realizar una reparación en sistemas HVAC es el recuperado del refrigerante. El entender los distintos métodos de recuperación nos ayudará a realizar esta tarea tan importante de manera cada vez más eficiente y profesional.

Además, cuando seguimos los procedimientos adecuados para el recuperado de refrigerante, estamos previniendo la integridad tanto tuya como del equipo con el que te encuentres trabajando al mismo tiempo que contribuiremos a que el trabajo quede bien hecho a la primera.

LA SEGURIDAD ES LO PRIMERO

Como siempre, te recordamos que lo primero que necesitas es tu equipo de seguridad como son los lentes de seguridad y unos buenos guantes.

La mayoría de los técnicos utilizamos manómetros, estos te recordamos siempre verificar que los manómetros deberán ser los diseñados para la presión del refrigerante con el que se estará trabajando.

Necesitaremos también un set de mangueras de carga con válvulas de bola. Es muy importante asegurarnos que ambas mangueras se hallen verificadas con el sello UL. Verificar el correcto estado y funcionamiento de las mangueras previo a su uso también es muy importante.

Como recomendación adicional hay que mencionar que es recomendable utilizar las mangueras más cortas posibles para el trabajo, pues esto hará más eficiente el recuperado, reduciendo el potencial de impacto al medio ambiente.

RECUPERADOR (1)

Unidad recuperadora

Obviamente, también requeriremos de una unidad de recuperación de calidad. Aquí te recomendamos que busques una con un condensador grande, una válvula reguladora de protección del compresor (CPR) así como por una con un interruptor de corte de alta presión nominal de al menos 510 psi. Adicionalmente, algunos fabricantes ofrecen la función de sub-enfriamiento, la cual representaría (de tenerla) una excelente manera de aumentar la tasa de recuperación en condiciones ambientales elevadas.

Para finalizar te recordamos que te asegures de utilizar el tanque de recuperado adecuado para tu tarea. Cuando recuperes Refrigerante R-410A necesitarás un tanque con especificaciones DOT 400, esto es importante recalcarlo pues los tanques estándar (DOT 350) no se encuentran diseñados para el manejo seguro de las altas presiones del R-410A.

Luego de haberte asegurado de tener el tanque de depósito adecuado para tu labor te pediremos que seas cuidadoso y procures no llenarlo más del 80% de su capacidad, esto de acuerdo a lo establecido en los reglamentos DOT para seguridad en el manejo de refrigerantes.

DESCRIPCIÓN DE CADA UNO DE LOS TIPOS DE RECUPERACIÓN

Al recuperar refrigerante existen tres métodos básicos: líquido, vapor y el llamado Push/Pull (también conocido como de Succión/Retroalimentación).

MÉTODO LÍQUIDO
El método de recuperación de líquido se llama así pues en este podemos transferir el refrigerante mientras se encuentra aún en estado líquido. Este método es especialmente efectivo cuando deseamos transferir refrigerante de un contenedor a otro.

De los tres métodos de recuperación de refrigerante, la recuperación en líquido es el método más rápido.
Dadas estas razones todos nos preguntamos en algún punto, ¿Por qué no usarlo siempre?, la respuesta a ello es muy sencilla: porque este método no es posible utilizarlo en todos los sistemas de climatización, tal es el caso que en algunas ocasiones deberemos de tener que recurrir al método de recuperado de vapor.

MÉTODO DE VAPOR

La recuperación de vapor es más lenta que la recuperación de líquido, además de ello es también el método más comúnmente utilizado. Simplemente se trata de la transferencia de refrigerante en estado de vapor.

MÉTODO PUSH/PULL

El método de recuperación de refrigerante de Push/Pull remueve refrigerante líquido de manera rápida mediante un proceso que consiste de dos pasos: una vez que el líquido es removido (primer paso) habremos de cambiar las mangueras de conexión para recuperar el vapor (segundo paso).

Comúnmente se entiende como “la regla de oro” para decidir si utilizar el método Push/Pull es NO USARLO cuando tengamos menos de 20 libras de refrigerante en un sistema.

  • Sin embargo, para facilitarte el trabajo, hemos reunido una serie de recomendaciones de expertos que indican CUANDO NO DEBEMOS DE UTILIZAR EL MÉTODO PUSH/PULL. La compilación es la siguiente:
    Cuando el sistema cuente con una carga menor de 20 libras (aproximadamente 9 kilogramos) de refrigerante.
    Cuando el equipo con el que estemos trabajando se trate de una bomba de calor u otro sistema en donde el refrigerante líquido pudiese quedar aislado.
  • Cuando el equipo cuente con un acumulador entre los puertos de servicio utilizados para la recuperación del líquido.
    Cuando haya ocurrido una migración de refrigerante líquido y

    guantes de seguridd 2

    Guantes

    desconozcamos su ubicación.

    casco
    Casco
  • Por último, cuando el diseño de la tubería en el equipo no permita crear una columna sólida de líquido.

En el caso de haber tomado la decisión de utilizar el Método Push/Pull debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Necesitaras una mirilla para saber cuándo es que se ha terminado de recuperar todo el líquido del sistema.
    Deberás de contar con una tercera manguera lista.
  • Después de haber retirado el líquido en su totalidad, es necesario reconfigurar las mangueras para recuperar vapor, ya que este método no hace un vacío efectivo en el sistema.

Debemos recordarte que en muchos de los casos dependerás del equipo con que cuentes, tal es el caso de las especificaciones del fabricante de la recuperadora para el método de manipulación de las válvulas.

Esperamos estos consejos te sean de utilidad. No dejes de comentar tu opinión acerca de nuestras publicaciones en nuestras redes en Facebook y Twitter.
Recuerda que en Quimobásicos® nos interesa tu opinión, y es en base a tus comentarios y opiniones que nos guiamos para seguir generando contenidos que sean de tu interés.

A %d blogueros les gusta esto: