Archivos Mensuales: noviembre 2015

¿Por qué la sustitución de Refrigerantes como el R-22?

REDES_QUIMOBASICOS
El cuidado del medio ambiente es un compromiso que nos involucra a todos, y en esa medida las empresas dedicadas a la fabricación y comercialización de gases refrigerantes como Quimobásicos® se han visto obligadas a tomar decisiones en pro de apoyar causas ambientalistas a nivel mundial para la protección de la capa de ozono y  mitigación del efecto invernadero.

Un tema recurrente es la reducción en el mercado de algunos gases refrigerantes como el R-22.  Para comprender lo que sucede con éste y otros productos similares debemos entender que se trata de una sustancia que debilita la capa de ozono.

¿Cuáles son las sustancias que debilitan la capa de ozono?

Las comúnmente llamadas “Sustancias Agotadoras del Ozono” (SAO). Se encuentran en los refrigerantes llamados Hidroclorofluorocarbonos (HCFC), utilizados de manera cotidiana en nuestro entorno.  Un ejemplo de un refrigerante HCFC es el Refrigerante 22, empleado en equipos de aire acondicionado doméstico, residencial e incluso industrial, además como propelente o materia prima en la espuma rígida conocida como espumante.

El Protocolo de Montreal rige el uso de sustancias SAO y los países suscritos han establecido un cese de producción de sustancias, con la intención de procurar la protección del planeta. México, como país firmante del Protocolo de Montreal, desarrolló un plan de eliminación paulatina de los Hidroclorofluorocarbonos. La intención es permitir que una nueva generación de refrigerantes gradualmente sustituya a estos HCFC.

El mercado mexicano poco a poco ha introducido refrigerantes alternativos con resultados más favorables a la capa de ozono. Entre los ejemplos de la sustitución en sistemas de aire acondicionado de HCFCs encontramos  la alternativa del R-407C al R-22: para este caso el reemplazo sólamente requiere cambio de aceite y refrigerante. Empresas como Quimobásicos ha trabajado arduamente para lograr que los sistemas funcionen con la misma, o incluso mejor, capacidad y eficiencia en los reemplazos. Otra muestra de refrigerantes sustitutos es la que se lleva a cabo en sistemas con R-22 o R-502,  refrigeración de “media o baja temperatura”, en los que la alternativa indicada es el R-407F.

Para un mejor entendimiento del proceso de sustitución de refrigerantes SAO presentamos la siguiente tabla. En ésta observamos el Plan de Eliminación de los HCFCs en México (incluído el Refrigerante 22) acordado por el Gobierno Federal como parte del Protocolo de Montreal.

El proceso de eliminación de Sustancias Agotadoras del Ozono tiene el siguiente orden:
ww

En México, la reducción del consumo acordada en el Protocolo de Montreal es la siguiente:

 

Sustancia Agotadora de la Capa de Ozono

 

Compromiso de Reducción

de Consumo* de Acuerdo

al Protocolo de Montreal

Hidroclorofluorocarbonos
(HCFC)

 

 

·A partir del año 2015 se establece

una Reducción de un 10%.

 

·A partir del año 2020 se establece

una Reducción del 35%.

 

·A partir del año 2025 se establece

una Reducción del 67.5%

 

*La línea base de consumo con la que se inicia la eliminación es el consumo promedio del mercado de los años 2009 y 2010.
Es muy importante mencionar que en el Protocolo de Montreal están listadas y clasificadas muchas otras sustancias que agotan la capa de ozono además de los gases refrigerantes, entre ellas los Clorofluorocarbonos (CFCs), Halones, y el Bromuro de Metilo. Algunas de éstas, además de ser utilizadas como refrigerantes, cumplen funciones como propelentes en aerosoles, solventes industriales, sustancias extintoras de fuego e incluso plaguicidas.

Esperamos haber ayudado a resolver algunas de tus dudas.

Por favor no dejes de dar tu opinión en nuestras redes sociales y en el blog.

FALLAS ELÉCTRICAS EN COMPRESORES

REDES_QUIMOBASICOS

Anteriormente en el Blog de Quimobásicos  hablamos de las fallas mecánicas que presentan los compresores. Éstas comúnmente son causadas por falta de lubricación,  regreso del refrigerante, sobre calentamientos, entre otras razones. Esta semana  decidimos hablar  de las fallas que pueden ocasionar componentes eléctricos externos en los compresores.  A continuación te mencionamos algunos de los problemas más comunes junto con recomendaciones pertinentes para cada caso:

  1. Motor quemado en su totalidad.

Si todo el embobinado del motor está quemado uniformemente, lo más probable es que se deba a una sobrecarga de voltaje. Esto significa que las protecciones de sobrecarga no actuaron o se adaptaron fusibles de mayor amperaje.

Para comprobar lo anterior se sugiere:

  1. Verificar el voltaje, con esto podremos saber si hubo variación de voltaje. Y de ser así tomar medidas adecuadas para evitar que este problema sea recurrente.
  2. Cuantificación de la Variación del voltaje. Los fabricantes dan esta relación de variación en términos de “máximo” y “mínimo”, por ejemplo: 200 A 220 VCA.

1

  1. Fase o Línea caída.

Este problema puede ocasionar que el compresor se quede en una sola fase de voltaje, provocando que el compresor intente arrancar sin lograrlo, la consecuencia inmediata de esto es que él compresor se dañe en su embobinado.

La medida preventiva que se sugiere en este caso es:

  1. Verificar el balance de voltaje en la llegada de los bornes del compresor.
  2. Corregir el desbalance de voltaje en el suministro.
  1. Sobrecalentamiento inadecuado.

Recordemos que el refrigerante además de absorber el calor del área que deseamos también se encarga de enfriar el aceite del compresor así como todas las partes en movimiento de este, como pueden ser el rotor o el estator.

  1. Verificar el calentamiento sea el adecuado en las partes en movimiento, el rotos y el estratos son las piezas más comúnmente afectadas por estas fallas.
  2. En la limpieza, debemos evitar limpieza con lija porque esto provoca que el aislante aluminio se quede pegado.
  1. Contactor de compresor.

En ocasiones el contactor del compresor se queda pegado por arranque continuo, lo que provoca que los platinos se fundan y se quede pegado.

  1. Revisar en los mantenimientos preventivos los platinos del compresor.
  2. No limpiar con lija porque provoca que el aislante del aluminio se quede pegado.

2

Debemos recordar estar alertas porque son muchos los detalles en los accesorios como presostato de aceite, contactor, capacitor, cables (recalentados), tornillos (mal ajustados), variaciones en el voltaje e incluso sobrecarga de trabajo pudiesen llegar a ser factores que dañen al compresor y causen un mal funcionamiento eléctrico.

Concluimos esta serie de 3 entregas dedicadas a las fallas en compresores con este artículo con esta enumeración de algunas de las causas eléctricas más comunes que pudiesen ocasionar daños al compresor.

En Quimobásicos valoramos mucho tu opinión, es por ello que agradecemos enormemente tu colaboración y comentarios en el Blog de Quimobásicos o en nuestras redes sociales acerca de tus experiencias al respecto de este tema y otros de interés.

A %d blogueros les gusta esto: